Cuidados Generales

Para telas con algodón y lino
Lavar antes de confeccionar, especialmente si son con funda, ya que esta tela encoge. Lavar con agua fría y tender para secar. Aspirar para remover polvo. En caso de querer darle un cuidado más especial, lavar en seco. Si la tela es de color no desmanchar con paño húmedo, ya que destiñe.

Cuidados generales de limpieza
Aconsejamos pasar la aspiradora una vez a la semana y tratar inmediatamente si es que hay una mancha. Las manchas superficiales se pueden quitar con un trapo húmedo, teniendo cuidado porque ciertas telas de algodón y lana se destiñen al mojarse. Los sofás más sencillos de limpiar son los desfundables, ya que las fundas se pueden lavar en la lavadora o a mano o ser enviadas al lavado en seco, si la tela es muy delicada. Independiente del material que sea el sofá, es importante que se le pase la aspiradora al menos una vez al mes por todas sus partes (incluyendo reposabrazos y la parte trasera) para que el polvo no se acumule sobre él. Si la tela es delicada, lo mejor es poner la aspiradora en un ciclo que sea suave y con el cabezal indicado para tapicerías, a fin de no dañarla con este procedimiento.

Cómo elegir telas

¿Qué telas son las más resistentes o duraderas?
Las telas de fibras naturales son resistentes y duraderas. Sin embargo, en tapicería es conveniente elegir telas que no sean 100% de fibra natural, ya que el tener un porcentaje de material sintético ayuda a que no se arruguen mucho, que sean más resistentes al roce y más fáciles de limpiar.

La clave es que las telas sean resistentes y compactas. Tener en cuenta que el grosor de la tela no necesariamente garantiza su calidad y resistencia. Comprobar que no produzcan bolitas con el paso del tiempo.

¿Qué telas son las más fáciles de limpiar?
Las telas con fibra sintética son más fáciles de limpiar. No encogen, no dejan aureolas y no se destiñen.

¿Cuáles recomiendan para familias con niños chicos?
Para niños recomendamos una tela de tejido tupido, que al estirarla no se deforme. Eso te demuestra que es resistente. Que tenga un porcentaje de fibra sintética que la hace más fácil de limpiar. O que tenga algún tratamiento antimanchas.

Que no sea un color muy claro para poder disimular mejor la suciedad.

Las fundas son una buena alternativa en estos casos, que te permite lavarlas fácilmente todas las veces que quieras.

¿Qué colores recomiendan?
Los colores deben ir de acuerdo con el resto de la decoración. Los colores claros son más livianos visualmente. Los oscuros o estampados disimulan mejor las manchas y el desgaste.

Las fundas te permiten cambiar de color y renovar tu decoración. Se puede tener en distintos colores.

En que fijarse 
Muy importante tener en cuenta el uso; para una casa con niños es necesario una tela resistente y lavable, mientras que un living o lugar de paso tolera telas más delicadas. También tener en cuenta el estilo del sofá; si es más tieso o relajado, con o sin funda, etc.

Es preferible invertir en una buena tela porque como dice el dicho “lo barato cuesta caro”. Comprar una tela de mala calidad implicará gastar de nuevo en retapizado en un corto plazo.

¿Cómo recomiendan sacar manchas difíciles de los sillones?
Lo mejor es actuar lo más rápido posible usando un trapo limpio y húmedo o alguna espuma especial en seco si es que la tela no se puede mojar.

Si la mancha es muy fea, difícil o notoria y/o no se conoce bien la composición de la tela es preferible contratar algún experto en limpieza de tapicería.

Otros
Para las fundas recomendamos lavar las telas previamente para que después al lavarlas no encojan (salvo que sean 100% sintéticas). Si esto no se hace, de todas maneras se pueden lavar en seco.

Al momento de comprar las telas recomendamos siempre asesorarse por un experto, preguntar la composición, sus cuidados y mantención.

Considerar la cantidad de luz que recibirá el sofá. Si le llega mucho sol preferible comprar telas que no se destiñan.

Actualizando…
  • No hay productos en el cotizador.